Una Oportunidad Extraordinaria del Evangelio

Ministerios de estudiantes

El mandato de Cristo de difundir el evangelio es claro: "Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones" (Mateo 28:19). Obliga a todos los creyentes a llevar el mensaje de salvación a todas partes, a todas las personas, de todas las edades. Es la Gran Comisión la que guía nuestros programas de ministerio juvenil, cuyo propósito es formar discípulos entre un grupo de personas elegidas-los adolescentes.

Adolescencia  Es una palabra que evoca muchas emociones y nociones preconcebidas en nuestra sociedad. De hecho, los años de la adolescencia tienden a ser un momento de desafíos únicos, ya que los adultos jóvenes se enfrentan a decisiones, influencias y lecciones de vida cada vez más complejas.

Para aquellos que forman parte de los ministerios de secundaria y preparatoria, la palabra adolescente es motivadora porque representa una oportunidad extraordinaria para ver cómo funciona el Evangelio de manera poderosa. Los adolescentes están ansiosos por aprender y escuchar nuevas perspectivas. Nuestro objetivo es ayudar a estos estudiantes a aprender y crecer a la luz de la realidad del poder salvador y santificador del Evangelio.

Hay tres compromisos que compartimos mientras ministramos el poder del evangelio a los adolescentes en nuestra iglesia:

  • Colaborar con los padres en su testimonio continúo del evangelio a sus adolescentes. El trabajo de los ministerios estudiantiles es complementario a la crianza diligente y piadosa que ocurre dentro de las familias de nuestra iglesia, y es una alegría ver el fruto de esta colaboración una y otra vez (Deuteronomio 6: 6–7).
  • Fortalecer adolescentes para ser miembros activos de la iglesia. Una meta importante es equipar a los estudiantes que son salvos para que vivan vidas comprometidas con la iglesia. Nuestro ministerio de preparatoria está enseñando actualmente una serie titulada "Lo que realmente es la Iglesia", que tiene como objetivo ayudar a los estudiantes a ver su importante papel como parte de la novia de Cristo (Efesios 5:32).
  • Equipar a los adolescentes para que sean testigos efectivos. Es un gran estímulo ver a los estudiantes que buscan obedecer la gran comisión invitando a amigos a eventos y campamentos de la iglesia, participando en actividades de alcance local y ministrando activamente a amigos no salvos en sus equipos atléticos y escuelas (Mateo 28: 19–20).

Mientras nos embarcamos en una temporada ocupada de ministerio estudiantil, ore por las próximas actividades, los campamentos de verano, las sesiones de grupos pequeños y los eventos de alcance y evangelismo, todos diseñados para hacer que el evangelio sea conocido y aceptado por los adolescentes.

Por favor, ore también por nuestro personal de voluntarios fieles y piadosos que regularmente dan su tiempo y recursos para hacer un impacto en estos estudiantes a través de la enseñanza, la capacitación y el discipulado.

La próxima vez que escuche la palabra adolescente, esperamos que sea un recordatorio para orar por los jóvenes en sus hogares, en nuestro campus y en nuestra comunidad. Es emocionante ver el evangelio vivo y trabajando en tantos corazones mientras Cristo continúa construyendo su iglesia.


Share