Una inversión eterna en la obra del evangelio

Promesa de fe

Como creyentes, tenemos un futuro glorioso. Podemos sacar fuerza de la esperanza de habitar con el Señor y adorarlo en perfecta paz, unidad y descanso por toda la eternidad. Los incrédulos, sin embargo, no conocen este tipo de esperanza. A medida que el regreso de Cristo se acerca, el pecado y la rebelión se intensificarán y oscurecerán nuestras sociedades y culturas. Estos días tumultuosos terminarán con el juicio y la ira del Señor para muchos. Sin embargo, mientras haya vida y aliento, la posibilidad de arrepentimiento y salvación permanece. El evangelio debe ser proclamado hasta los confines de la tierra para que la gente pueda tener la misma esperanza que nosotros.

Nuestros misioneros de Grace Ministries (GMI) están agobiados por la necesidad espiritual del mundo y confían en la obra transformadora del evangelio. Están motivados por las palabras de Pablo a los romanos, "Porque no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, al judío primeramente y también al griego" (Romanos 1:16). Estos hombres y mujeres fieles ven el reloj de arena que está frente a toda la humanidad, por lo que se dedican a correr la carrera por el bien del evangelio. Trasplantando sus vidas a los rincones más alejados de la tierra, buscan servir al Señor haciendo discípulos en todas las naciones.

Trabajando incansablemente en sus iglesias locales, nuestros misioneros de GMI predican la Palabra en toda temporada, equipando y edificando a los santos y ministrando a los perdidos. Con audacia, defienden la verdad en la batalla contra la religión falsa y el engaño, sembrando la semilla de justicia para que el Señor haga crecer como a Él le plazca. Viven por las palabras de Romanos 10:14, "¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien nunca han oído hablar? ¿Y cómo van a oír sin que alguien les predique?". Nuestros misioneros de GMI viven la Gran Comisión y la obra salvadora del Señor Jesucristo.

Por más de diez años, Grace Community Church ha promovido la Promesa de fe, una maravillosa campaña a través de la cual nuestra congregación puede orar y ofrendar para las necesidades del ministerio de nuestros fieles misioneros. Los fondos de Promesa de fe ayudan a enviar nuevos misioneros al campo, apoyan a nuestros centros de entrenamiento afiliados, proveen para los déficits presupuestarios de los misioneros y ayudan a avanzar los esfuerzos del ministerio del evangelio de nuestras familias misioneras alrededor del mundo.

Estamos agradecidos por su consideración en oración de la Promesa de fe. Que nos inspire el poder transformador del evangelio para apoyar el trabajo de nuestros queridos colaboradores.

Para más información, visite gracechurch.org/outreach/faithpromise.


Share