Membresía

Ha sido de gran aliento, en estos últimos meses, que muchos hermanos y hermanas en Cristo se han unido a nuestra iglesia en calidad de miembros. Tal vez usted tenga curiosidad por saber por qué alguien se uniría a una iglesia. O tal vez reconozca un poco de la confusión relacionada a la motivación para convertirse en miembro de una iglesia.

De las muchas razones bíblicas para ser miembro de la iglesia, Hebreos 10:24-25 es quizás la más convincente. El estímulo que se da y se recibe en la iglesia local es esencial para nuestro crecimiento. Dios diseñó la iglesia para ser una fuente de responsabilidad para perseverar en nuestra fe. Nuestros nuevos miembros saben esto y reconocen que se están uniendo a una iglesia en la que los miembros toman en serio la responsabilidad de amarse, animarse y edificarse unos a otros hasta que Cristo regrese. Mire el testimonio de uno de nuestros miembros más recientes.

Cuando miro hacia atrás en mi vida, antes de convertirme en miembro de Grace Church, es como mirar un árbol sin frutos. Mi esposa y yo teníamos un celo por la Palabra de Dios, pero no teníamos ninguna guía o interacción con otros creyentes. Ahora vemos cómo esto atrofió nuestro crecimiento y madurez como cristianos. Desde que asistimos a Grace, hemos aprendido que la idea de que se puede ser cristiano y no ser miembro de una iglesia local es ajena al Nuevo Testamento.

Al convertirnos en miembros de Grace Church mi esposa y yo hemos sido enormemente bendecido. Nos hace responsables, nos santifica y nos permite ser miembros activos en el cuerpo de Cristo. Las amistades amorosas que hemos hecho son ricas y genuinas. Podemos orar con nuestros amigos y soportar las luchas de unos con otros. Tenemos un pastor que nos conoce por nuestro nombre y se preocupa por nosotros. Nos sentimos más seguros al compartir el Evangelio con amigos, familia y compañeros de trabajo. Nuestro matrimonio también ha sido bendecido mientras nos esforzamos por conformarnos a la imagen de Dios.

Mi esposa y yo hemos experimentado una profunda alegría que no se expresa fácilmente en palabras cuando oímos que se proclama la Palabra de Dios y cuando nos reunimos con los creyentes para adorar a nuestro Señor. Ser miembros activos en el cuerpo de Cristo es vital para nuestras vidas y seguirá bendiciéndonos mientras vivamos.

-Stephen Cortez, nuevo miembro

La Palabra de Dios describe consistentemente tanto las alegrías como las luchas de seguir a Cristo (Lucas 15:7, Santiago 1:2, 1 Pedro 1:8). Las dificultades se reducen y las alegrías se enriquecen cuando nos comprometemos a vivir en la familia de Dios. La instrucción de Dios no es estar aislado, sino más bien fielmente comprometido con la iglesia para nuestro bien y su gloria.

Si aún no se ha convertido en miembro de Grace Church, considere las bendiciones que está perdiendo. Puede comenzar el proceso hoy visitando el Centro de Miembros después del servicio de la mañana.

 


Share