Sobre el tiempo y la eternidad

En Efesios 5:15-16, el apóstol Pablo recuerda a la iglesia de Éfeso (y a todas las generaciones posteriores de cristianos) que deben vivir con sabiduría cuando escribe: "Por tanto, mirad bien cómo andáis, no como imprudentes sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos."

A menudo pensamos y vivimos como si el tiempo fuera un bien ilimitado. Nos ocupamos en hacer esto o aquello, sin pensar en lo poco que nos queda de tiempo. A medida que cada momento pasa inexorablemente al siguiente, las arenas del tiempo se escurren literalmente.

La verdad es que Dios ha ordenado soberanamente el número de días que nos ha dado para vivir sobre la tierra. Él ya ha marcado nuestros caminos y nos ha asignado buenas obras para que caminemos, y cuando estemos ante Él, cada uno de nosotros dará cuenta de cómo hemos utilizado nuestro tiempo para cumplir con esas obras. Por eso los creyentes deben vivir sus vidas ahora a la luz de la eternidad.

Las resoluciones de Jonathan Edwards son un ejemplo conocido de vida cristiana con propósito. Escritas cuando Edwards tenía apenas veinte años, declaraciones como: "Resuelto a no perder nunca un momento del tiempo, sino a mejorarlo de la manera más provechosa que pueda" anclaron su alma y marcaron su vida. La sabiduría de entender el tiempo como finito en relación con la eternidad agudizó su mirada y le proporcionó su verdadero norte.

Acompáñenos el 8 de mayo a las 9:00 AM en el Family Center donde el Dr. Steve Lawson profundizará en las Escrituras para mostrarnos cómo nuestro tiempo limitado se relaciona con la eternidad. No se pierda este importante estudio del Antiguo y Nuevo Testamento, mientras exploramos lo que la Biblia tiene que decir sobre cómo usamos nuestro tiempo.

Por favor, tenga en cuenta que este evento es gratuito, pero es necesario registrarse en gracechurch.org/equip.


Share