Lejos de casa, cerca de nuestros corazones

Navidad en septiembre

En los momentos previos a la ascensión al cielo, Jesús encargó a sus discípulos: "Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a que guarden todo lo que os he mandado; y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo." (Mateo 28:19-20).

Como descendientes espirituales de aquellos creyentes, la Gran Comisión recae ahora sobre nuestros hombros. Cumplimos esta responsabilidad del reino de muchas maneras: evangelizando nuestras propias comunidades, apoyando a los misioneros en el extranjero y, en algunos casos, yendo nosotros mismos a otro país como misioneros. Para aquellos que deciden dejar su país de origen para proclamar el evangelio, el apoyo de los creyentes en su país es inestimable. Para estos hermanos y hermanas misioneros, partir de nuestra iglesia hace que el cuerpo de Cristo y las oraciones de los santos sean una bendición aún más rica.

Una de las épocas más difíciles para nuestros misioneros llega durante las fiestas. Aunque las ventajas de la comunicación digital y los medios de transporte modernos alivian algunas de estas dificultades, es duro estar lejos de casa y de la familia durante la época navideña. Por esta razón, cada septiembre nos unimos para bendecir a nuestros misioneros de dos maneras diferentes.

En primer lugar, usted puede animar a nuestros misioneros escribiéndoles notas personales para la Navidad. Todos los domingos de septiembre, habrá tarjetas en la mesa del patio frente a GraceWalk. Tome un momento para escribir una nota de aliento y agradecimiento a algunos de nuestros misioneros por el trabajo que están haciendo para el Señor.

En segundo lugar, puede hacer una donación económica para que nuestros misioneros puedan comprar los regalos de Navidad para su familia. Al hacerlo, se evitan los costosos gastos de envío y de aduana, y se garantiza que recibirán el regalo que les corresponde. 

Es fácil distraerse durante la temporada de vacaciones, así que por favor considere unirse a nosotros ahora -este mes de septiembre- para bendecir y apoyar a nuestros misioneros. Este es un maravilloso recordatorio de nuestro amor por estos fieles servidores que están tan lejos de casa, y una gran oportunidad para apoyar el trabajo de la Gran Comisión.

Donar para Christmas in September

$

Share