Competente para aconsejar

Una entrevista con Bill Shannon, pastor de consejería y discipulado

"Cuando empecé a trabajar en la consejería, recuerdo que pensé: ninguna de estas personas tiene la respuesta. En aquel entonces, muchos consejeros trataban de integrar las Escrituras con ideas que parecían funcionar en otras disciplinas, en lugar de utilizar la propia Biblia. Así que cuando me presentaron la consejería bíblica (o discipulado y consejería), me quedé absolutamente impresionado con la idea de que esto cambia la vida. Esto realmente ayuda a la gente. En algunos casos, la gente se salvaba, y en otros, la gente cambiaba su vida radicalmente porque era confrontada con la Palabra de Dios. Así es como me gusta decirlo: los sermones y la enseñanza de la Biblia nos traen la Palabra de Dios, la consejería nos lleva a la Palabra de Dios. Las personas escuchan la Palabra enseñada con fidelidad, y eventualmente se dan cuenta de que sus vidas necesitan ser sostenidas por la verdad y refinadas aplicándola de cerca y consistentemente."

Bill Shannon, nuestro pastor de consejería y discipulado, habla del poder transformador de la Palabra de Dios de dos maneras. Trabaja primero en nuestros corazones para convencernos de pecado cuando escuchamos la verdad, y luego nos da instrucción sobre cómo apartarnos del pecado y vestirnos de justicia cuando nos acercamos a la Palabra en arrepentimiento. Las clases de consejería y discipulado aquí en Grace se centran en estos principios.

"Consejería Bíblica" es un plan de estudios de tres niveles, y comienza con una visión general de la teología-enseñanza sobre la supremacía de Dios y la suficiencia de su Palabra. Creo que, especialmente estando en Grace Church, sabemos en nuestras cabezas que la Escritura es suficiente, pero eso no significa necesariamente que esté en nuestros corazones. Con estas clases, estamos tratando de ayudar a la gente a obtener esa verdad en sus corazones y aprender a creer que realmente pueden confiar en la Palabra de Dios. Una vez que hayamos establecido esa base, estudiamos las cosas prácticas como el matrimonio y la familia, y otros temas específicos como la comunicación, la depresión y la ansiedad. También hablamos de cosas como las adicciones (o "esclavitudes"), la toma de decisiones y la voluntad de Dios. El resultado final de tomar estas clases son horas tanto de consejería bíblica como de estudio práctico."

"Romanos 15:14 dice que todos somos competentes para aconsejarnos o instruirnos unos a otros. ¿Qué significa eso? Bueno, si alguien viene a ti y te dice, mira, estoy luchando con la ira, ¿a dónde vas en las Escrituras? Todos podemos llamarlo pecado, pero ¿a dónde vas para ofrecerle consejo? Ese es el tipo de cosas que deberías poder ayudar a alguien a entender. Todos los que toman estas clases, ya sea que se conviertan en consejeros o no, podrán ayudar a las personas en sus familias, estudios bíblicos y vecindarios mostrándoles que Cristo tiene la respuesta y señalando dónde se encuentra. Suelo decir a la gente que, si no está segura de tomar la clase, déme dos semanas y creo que en ese tiempo se convencerá de que esto beneficiará mucho su lucha personal contra el pecado y su ministerio a otras personas."


Share