No de este mundo

Cuando se nos cuestiona sobre la influencia del mundo en nuestras vidas, la mayoría de nosotros responde con desprecio. Nos apresuramos a denunciar las tendencias pervertidas de la cultura y a destacar nuestra participación en la iglesia. Incluso podemos lucir una pegatina en el parachoques que declara: "no de este mundo".

Sin embargo, la mundanalidad es mucho más sutil de lo que a menudo reconocemos, y esto es precisamente lo que la hace tan peligrosa. Prospera entre aquellos que ignoran sus amenazas y son ingenuos en cuanto a sus esquemas, que piensan que la mundanalidad puede ser identificada simplemente por la vista, o mortificada por una simple lista de "lo que hay que hacer" y "lo que no hay que hacer", o por la exhibición de una pegatina en el parachoques.

La gravedad de este problema se ilustra en los mandatos dados por los escritores del Nuevo Testamento. El apóstol Pablo tuvo que instar a los creyentes de Roma a "no conformarse con este mundo" (Romanos 12:2). Exhortó a la iglesia de Colosas a poner su mente "en las cosas de arriba, no en las de la tierra" (Colosenses 3:2) y recordó a los creyentes de Filipos que "nuestra ciudadanía está en el cielo" (Filipenses 3:20). Juan lo dijo sin rodeos: "No améis al mundo ni a las cosas del mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está en él" (1 Juan 2:15).

El mismo hecho de que los escritores del Nuevo Testamento aborden el tema de la mundanalidad con recordatorios y advertencias ilustra que incluso los santos son propensos a amar el mundo. Si esto era un problema en su época, no lo es menos en la nuestra. Necesitamos tanto como siempre recordatorios y advertencias bíblicas. No podemos permitirnos ser ignorantes. Por lo tanto, el evento de Men of the Word de este año se centrará en el problema de la mundanalidad: cómo identificar sus rasgos sutiles, cómo mortificarla y cómo cultivar su antítesis: una vida decididamente centrada en Cristo.

Invitamos a todos los hombres a reconocer el peligro claro y presente y a unirse a nosotros el sábado 24 de abril por la mañana para un tiempo de exhortación, amonestación y estímulo.

Para más información o para confirmar su asistencia, visite 2021 Men of the Word Event o pase por la mesa del patio los domingos.


Share